San Maximiliano Kolbe: mártir de la generosidad

El Papa a Francia: sean constructores de una nueva humanidad

El arcipreste de la Catedral de Notre Dame de París, Mons. Patrick Chauvet en la misa en ocasión de la Somenidad de la Asunción, leyó el mensaje del Papa Francisco firmado por el secretario de Estado Card. Pietro Parolin, en el cual el Papa pide a los franceses, que sean constructores de una nueva humanidad radicada en Jesús.
Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano Ser “constructores de una nueva humanidad radicada en Jesucristo”, es este el augurio que ayer envió el Papa al arzobispo de París, Mons. Michel Aupetit y a los fieles de la diócesis en la solemnidad de la Asunción de María. Cuando se cumplen cuatro meses del incendio que devastó la catedral de Notre Dame, la diócesis dio una cita a los fieles, en el puente Saint-Louis para la partida de la tradicional procesión de la Virgen María, que normalmente se lleva a cabo en las calles adyacentes de la isla.

Todos en procesión cantando el Ave María

Ayer por la mañana centenares de fieles con sus rosarios en la mano, cantaron el Ave María y caminaron hacia la iglesia de Saint-Sulpice donde el arzobispo Aupetit presidió la misa en la cual, como es tradición, renovó el “voto” del rey Luis XIII, que ha consagrado a María el país, el 10 de febrero del 1638. En esta ocasión, Francisco envió por medio del secretario de Estado card. Pietro Parolin, un mensaje para asegurar su cercanía espiritual a los fieles. “Como una verdadera madre, se lee en el mensaje que leyó el rector de la catedral, Mons. Chauvet, al final de la misa. María camina con nosotros, lucha con nosotros y difunde incansablemente la proximidad del amor de Dios. Comparte la historia de cada pueblo que ha recibido el Evangelio y hace parte de la identidad histórica. El Papa pide a Dios por la intercesión de Nuestra Señora que la reconstrucción de su joya arquitectónica, sea un signo fuerte del renacimiento y revitalización de la fe en sus creyentes. Llenos de esperanza, serán para sus familias, sus comunidades y lugares de vida, constructores de una nueva humanidad radicada en Jesucristo.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario