Padre Jose Luis Garayoa

Programa:  Padre Jose Luis Garayoa

Horario:  Jueves 10:00 pm y 5:00 pm
Conductor: Padre Jose Luis Garayoa
Congregación: Agustinos Recoletos
Duración de programa: 50 minutos
Facebook : Radio San Pio X y Cristo Rey Radio

 

Padre Jose Luis Garayoa

 

Familia OAR

logo-oar

 Los lazos que nos unen no son de sangre, pero no son por ello menos fuertes. Somos y nos sentimos una familia, con sus luces y con sus sombras, viviendo en comunidad de hermanos con un solo corazón y una sola alma dirigidos hacia Dios. Vamos gozosos a donde la Iglesia nos llama para servir. Y es precisamente ese servicio a la Iglesia la razón de nuestra alegría. Una alegría que no depende del lugar donde servimos, sino de una entrega generosa e incondicional en el servicio. No es más heroico subir la colina de Kamangbangbanranthan, que escuchar pacientemente por enésima vez la misma historia a la anciana enferma. O el acudir a clase, o el sentarte simplemente a esperar en la oficina por si alguien necesita una palabra de consuelo. Nuestra alegría será verdad si somos capaces de poner todo el corazón en lo que hacemos. Y una alegría nacida en el fondo del corazón es siempre contagiosa, y un signo de interrogación para los que viven a nuestro lado.

Ciudad Madera, en la Sierra Madre Occidental de Chihuahua, México, en la alta Tarahumara, se convirtió en mi primera aventura. No es fácil trabajar a 2.100 metros sobre el nivel del mar, menos cabalgar cuando los únicos caballos vistos antes eran los de las películas del oeste. Después de una semana subido en el susodicho animal, caminas como si llevases el caballo entre las piernas durante 3 días, y no hay polvos talco en el mundo que te quite el escozor. Don Justo, Germán, Felipe, Humberto, Lety, Carmen…, son nombres propios que siempre han permanecido en mi memoria. Mi madre y mi hermana Mari se animaron a visitarme.

Guadapupe Urbina, canta autora costarricence y buena amiga mía, compuso para mis muchachos de La Ciudad de los Niños una canción: Hay un lugar, donde sale el sol cada día para todos, por igual. Hay un lugar, donde la honra del hombre es el trabajo, y nada más. Ciudad de los Niños es el lugar donde vine a dejar mi soledad, mi tristeza y mi muerte se quedaron atrás, hoy ya tengo una nueva oportunidad…

No es fácil reciclar basura, niños que que se abandonan en la calle o se rechazan. No es fácil hacer que un niño ame la sociedad que le rechazó. Pero en eso andábamos aquellos años Chava, Eddy, Anastasio, Paco…, y un servidor. De ellos aprendí la pedagogía del amor, la pedagogía de las tres “P”: ni palo, ni pelo, ni pan como castigo. Muchos de aquellos muchachos siguen en contacto conmigo, y me fascina estarlo. De todos ellos, de aquellos 10 maravillosos años, guardo un recuerdo imborrable.

Valladolid, España

escudoespania

No fue fácil en un principio adaptarme a una nueva vida y encontrarle el corazón a esa mole de cemento que es el Colegio San Agustín. Durante 10 años había sido padre y ahora debía ser tutor. Tuve que acudir al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Tutor: palo que se pone al lado de la planta para ayudarla en su crecimiento. Ese es precisamente el secreto de la Pedagogía: no robarle protagonismo a la planta y “saber desaparecer” cuanto esta engruesa el tallo. El arte de tirar sin quebrar la frágil plantita y el aflojar cuidando que no se doble es lo que constituye la sabiduría de un buen maestro. Ellos, los muchachos fueron los que me enseñaron el camino.

Sierra Leona Africa

 

El  Biriwa Chiefdom tiene una extensión de 1.250Km2, con una población de 75.000 habitantes. Es uno de los 13 “chiefdoms” que componen la provincia de Bombali al norte de Sierra Leona, la más pobre de un país que ocupa, a su vez, el último puesto en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de Naciones Unidas, el sexto en cuanto a pobreza con una  renta per capita media de 2,2 dólares diarios, y el tercer país en el que menos se vive del mundo (40,8 años de acuerdo con el Informe de desarrollo humano del PNUD de 2007 ). La población de Biriwa es mayoritariamente de etnia limba y rural. El pueblo principal del “chiefdom” de Biriwa es Kamabai, con 5.000 habitantes. Existen además otras 200 aldeas con un promedio de 150 habitantes, agrupadas en 54 comunidades. La vida se desarrolla en aldeas cuyo tamaño medio oscila entre las 100 a 500 personas. El resto de la población vive dispersa o en mínimas agrupaciones distribuidas por todo el campo. A excepción de Makeni, la capital de Bombali, el resto de la población es netamente rural viviendo más del 95% de la misma de la agricultura de roza y quema de subsistencia,  lo cual es a todas luces insuficiente. La desgracia más atroz que puede visualizarse rápidamente al entrar en contacto con las gentes de la zona es que más del 80% de la población infantil, los “pikines”, tienen hambre crónica.

La guerra civil que asoló al país durante más de diez años (1991-2003) fue particularmente cruel en esta región, centro neurálgico de los rebeldes. Su estrategia de terror basada en la violencia extrema, la captura y uso de los niños como soldados y la destrucción masiva como arma política obligó a huir, en esta zona norte del país, a poblaciones enteras generándose una hambruna. Hoy una gran parte de los edificios siguen destruidos. La provincia carece de electricidad, tiene una sola carretera asfaltada y varios caminos transitables en vehículo sólo en época seca (hasta abril). La comunicación entre el resto de las aldeas se hace a través de caminos exclusivamente transitables a pie (en el país hay un coche por cada 3100 habitantes).  (Fuente: Datos estimados a partir del Atlas Macmillan de Sierra Leona y cálculos propios).

La guerra obligó a abandonar la misión en 1999 tras el secuestro de José Luis Garayoa, actual coordinador proyectos en Sierra Leona, a manos de los rebeldes.  Desde 2005 se comenzaron numerosos trabajos de desarrollo rural: escuelas, pozos, agricultura y ganadería…

IDENTIFICACIÓN DE LOS PROBLEMAS Y NECESIDADES QUE SE PRETENDEN ABORDAR

 

MORTANDAD INFANTIL:

Del total de la población estimada en el “chiefdom”, aproximadamente un 30% tiene menos de 10 años, y el 48% tiene menos de 18 años (edad escolar). La mortalidad infantil es aproximadamente del 24%, algo superior a  la media nacional de 182 muertos antes de los 5 años por cada 1000 nacimientos.

ENFERMEDADES AMPLIAMENTE EXTENDIDAS:

El SIDA y el tifus están ampliamente extendidos, el 99% de los niños tienen parásitos, la malaria es endémica y la diarrea crónica por la falta de agua saludable en los ríos. Tan solo el 30% de la población tiene acceso a agua de pozo. El resto beben agua de ríos y humedales en los mismos sitios en que se bañan y lavan la ropa. Hay 3 médicos por cada 100.000 habitantes de media en el país, en Bombali la media es inferior. A esto hay que añadir que la guerra ha dejado a una gran parte de la población infantil huérfana. La esperanza de vida al nacer es de 39 años para hombres y de 42 para las mujeres. Hay una media de 6,23 nacimientos por mujer no habiéndose apreciado ningún signo de estabilización demográfica con un 3,33% de crecimiento anual en la zona, superior al 2,3 nacional. La razón de esto puede hallarse en el carácter rural de la población. Cada hijo es una mano más para trabajar en el campo, único método de subsistencia.

FALTA DE ALIMENTOS Y DE CAPACIDAD DE PRODUCIRLOS:

No existe ninguna explotación mecanizada en el área ni hay mercado de abonos inorgánicos. Por otra parte la población no sabe hacer abonos orgánicos. Esto hace que la única práctica agrícola aplicada sea la agricultura tradicional itinerante con un ciclo de reposición del suelo de 7 años  tras su quema y uno o dos de cultivos. Este dato unido a la alta densidad de población hace que la inseguridad alimentaria sea una de las mayores de África.  La gran parte de la población rural se alimenta una vez al día únicamente. El arroz se toma un par de veces a la semana. El resto la alimentación básica esta compuesta de elementos menos nutritivos tales como tubérculos, “plassas ” u hojas de “petete ”.

DESNUTRICIÓN CRÓNICA INFANTIL:

De acuerdo con la FAO , la desnutrición afecta en el país al 70% de la población, dato ampliamente superado en Bombali. En concreto, en Biriwa este porcentaje es mucho mayor, especialmente en las épocas de lluvias, observándose, además, a partir del bajo peso con el que nacen los niños (los “pikines” en el lenguaje criollo local), que la subnutrición infantil comienza antes del parto.

ANALFABETISMO INFANTIL Y ADULTO:

La escolarización primaria es relativamente alta (50%) si bien el nivel académico es ínfimo. Los niños que aprenden a leer no lo hacen antes de los 13 años. Las escuelas rurales, presentes en menos de la mitad de los núcleos de población, cuentan con un profesor por escuela, con unos 100 estudiantes de media de todas las edades que, en el mejor de los casos, se dividen en dos o tres grupos uniendo las clases de los tres primeros años y de los tres siguientes y, en el peor, en uno solo. Sólo algunos de los alumnos de último curso de primaria o de secundaria son capaces de leer y escribir. La mayor parte de las escuelas carecen de material educativo, no sólo libros sino ni siquiera cuadernos o lapiceros para los alumnos. La enseñanza en estas escuelitas rurales se limita prácticamente a una transmisión oral de conocimientos básicos.  A pesar de que el inglés es lengua oficial en el país, muy pocos niños pueden entenderlo, y menos aun escribirlo o leerlo al acabar su primaria. La escolarización secundaria no alcanza ni siquiera al 5% de la población infantil.

DISCRIMINACIÓN DE LA MUJER:

La mutilación genital femenina es una práctica extendida en todo el país independientemente de la religión cristiana (26%), musulmana (54%) o animista (30%) de Bombali que profesan quienes la practican.  Esta se realiza a través de sociedad secretas de mujeres (Bondo) que perpetúan la tradición de la ablación del clítoris y el sometimiento obediente al futuro marido como preparación al matrimonio. La edad de iniciación comienza a los 8 años. Las niñas pueden ser casadas desde los 10 años. Los matrimonios son a veces concertados antes de nacer la niña. El futuro marido elige a la mujer embarazada que será su “suegra” y paga al corroborar en el parto que es niña por su futura educación como esposa y por su ablación. Esta iniciación es físicamente y psíquicamente traumática para las niñas y tiene como fin último el sometimiento al hombre que las compran. Por ello, las niñas no son enviadas a las escuelas tanto como los niños.

 

Visita Blog Padre Jose Luis Garayoa

Programas