El Papa, llamamiento por Etiopía: Que sea el tiempo de la solidaridad

En su saludo a los grupos lingüísticos presentes en la audiencia general, Francisco recordó la grave situación humanitaria del país africano y la fiesta de la Virgen del Cobre, patrona de Cuba. También dedicó un pensamiento especial a la próxima beatificación del cardenal Wyszyński y al regreso a la escuela de los jóvenes, a quienes exhortó: “Sean protagonistas de un futuro mejor”

Ciudad del Vaticano

Una “grave situación humanitaria”, que en su interior tiene un universo de atrocidades. Para algunos analistas, lo que está ocurriendo en Etiopía es la desintegración de un país, la guerra fratricida que enfrenta a las tropas gubernamentales con las milicias del Frente Popular de Liberación de Tigray, que tienen como objetivo Addis Abeba. En el medio, noticias de asesinatos, violaciones, humillaciones. Una situación que preocupa mucho al Pontífice y que recordó en la conclusión de la audiencia general de hoy, antes de saludar a los fieles de lengua italiana, con un apremiante llamamiento por la paz:

“El próximo 11 de septiembre se celebrará el Año Nuevo en Etiopía. Extiendo mi más cálido y afectuoso saludo al pueblo etíope, especialmente a aquellos que están sufriendo como consecuencia del conflicto en curso y la grave situación humanitaria que ha provocado. Que este sea un tiempo de fraternidad y solidaridad en el que escuchemos el deseo común de paz”

La oración por los sueños y las esperanzas de los cubanos

“Con un recuerdo agradecido de mi peregrinación a su Santuario, en septiembre de 2015, quiero presentar nuevamente a los pies de la Virgen de la Caridad la vida, los sueños, las esperanzas y dolores del pueblo de Cuba”: expresó también Francisco después de la catequesis, en su saludo a los fieles de lengua española, en el día en que los cubanos celebran a su Patrona y Madre, la Virgen de la Caridad del Cobre.

“Que dondequiera que haya hoy un cubano, experimente la ternura de María, y que Ella los conduzca a todos hacia Cristo, el Salvador”

Redescubrir la belleza de ser hijos de Dios

El Papa no dejó de mencionar que hoy celebramos la Natividad de la Virgen María. Y al saludar a los peregrinos francófonos, invitó:

“Pidamos a nuestra Madre que nos ayude a redescubrir la belleza de ser hijos de Dios y, superando las diferencias y los conflictos, nos ayude a vivir como hermanos”

La beatificación del cardenal Wyszyński y Madre Czacka

En un saludo especial para los fieles polacos, Francisco recordó que el próximo domingo -tras más de un año de espera debido a la pandemia que obligó a su aplazamiento- subirá a los altares el cardenal Stefan Wyszyński, de quien el Obispo de Roma quiso citar las “históricas palabras” pronunciadas un día por San Juan Pablo II:

“En la Sede de Pedro no estaría este Papa polaco, si no hubiera existido tu fe, que no se doblegó ante la prisión y el sufrimiento, tuheroica esperanza, tu confiarte hasta el final en la Madre de la Iglesia”

“Que el testamento espiritual del Primado del Milenio: ‘Lo confío todo a María’ y la confianza de la Madre Isabel Rosa Czacka en la cruz de Cristo -añadió – sean siempre la fuerza de su nación”.

Los jóvenes, protagonistas de un futuro mejor

El Pontífice dedicó también un pensamiento especial a los estudiantes que están a punto de volver a la escuela. “Queridos jóvenes”, dijo al principio, “que este año académico sea para todos ustedes una oportunidad de crecimiento cultural y de profundización de los lazos de amistad. Y luego, en otro de los saludos, añadió:

“A ustedes chicos, jóvenes, estudiantes y profesores que en estos días vuelven a la escuela, que el Señor los ayude a conservar la fe y a cultivar la ciencia, para convertirse en protagonistas de un futuro mejor, en el que la humanidad pueda disfrutar de paz, fraternidad y tranquilidad”

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario