Día Mundial contra la Trata: trabajar en red y con creatividad

Combatir el flagelo de la trata de personas con un trabajo conjunto entre Estado, Iglesia y organizaciones sociales. Es lo que promueve el equipo “No a la Trata” de la Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina. Con nosotros, Rodolfo Brandan, coordinador del equipo No a la Trata y Rocío Olguín, Vicepresidenta de la Red Alto al Tráfico y la Trata de Argentina.

Cecilia Mutual – Ciudad del Vaticano

El tráfico de personas es un grave delito y una grave violación de los derechos humanos. Cada año, miles de hombres, mujeres y niños caen en las manos de delincuentes que mercantilizan las vidas humanas, en sus propios países y en el extranjero. Esta dramática situación, que afecta a millones de personas en el mundo, se ha agravado aún más por la emergencia sanitaria causada por el Covid 19, transformada en un resquicio por donde entra la creatividad delictiva.

Por ello, es necesario “trabajar en red y con creatividad para combatir el delito aberrante de la trata”: lo afirma Rodolfo Brandan, coordinador del equipo No a la Trata de la Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina.  En entrevista con Radio Vaticana-Vatican News, explica cuáles fueron los objetivos del “conversatorio virtual” del pasado 27 de julio, organizado por el equipo No a la Trata, en vísperas de la celebración del Día Mundial contra la Trata de Personas (designado el 30 de julio por la Asamblea General de las Naciones Unidas en la resolución A/RES/68/192)  en el que participaron especialistas de organizaciones sociales, religiosas, funcionarios judiciales y del poder ejecutivo y legislativo del país.

Escuche a Rodolfo Brandan

“Queríamos demostrar con “Juntos contra la trata”, que se puede hacer frente a esto, porque las redes mafiosas trabajan justamente en red y la respuesta de la sociedad también tiene que ser en red”

La clave: creatividad y solidaridad

Ante los micrófonos de Radio Vaticana – Vatican News, el organizador del encuentro virtual “Juntos contra la Trata” precisa que la pandemia hace crecer la “pandemia económica”, una injusticia que afecta a los más vulnerables y que hace “crecer la posibilidad de que se conviertan en víctimas de la explotación sexual o laboral”.

Las redes delictivas tienen mucha creatividad al aprovechar estas situaciones y, por lo tanto, nosotros también como sociedad tenemos que responder con esa misma creatividad tratando de dar respuestas a todos los inconvenientes que nuestros hermanos y hermanas más vulnerables van teniendo durante este tiempo de pandemia. Nuestra solidaridad es clave para enfrentar esta situación. 

 

La importancia del papel del Estado

Además, el coordinador del equipo No a la Trata asegura que es fundamental el papel del Estado en la lucha contra este grave delito:

Uno de los deseos que tenemos es que el Estado cumpla el rol que debe cumplir, en este sentido: en la persecución del delito, en la condena de los delincuentes, que haya condenas ejemplares, en la restitución de los derechos de las víctimas. Hay programas de asistencia, programas de restitución de derechos que a veces no se llevan adelante porque no hay presupuesto y esto depende de una decisión política. Los Estados en su mayoría tienen herramientas para ayudar a las víctimas y combatir este delito, por lo tanto, deberían usar estas herramientas correctamente y que la ayuda a las víctimas llegue para que ellos puedan tener vida digna y plena como toda persona merece.

El apoyo a las víctimas

El encuentro contó con la participación de expositores de organizaciones sociales con amplia experiencia. Entre ellos, Rocío Olguin, Vicepresidenta de Red Alto al Tráfico y la Trata de Argentina, quien relata a Radio Vaticana – Vatican News cuál es la labor de su Ong con las víctimas de la trata en medio de la pandemia:

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario