Nosotros | Contactanos
Cd juarez (656) 892 10 31 - El Paso Tx (915) 400 0016 jgutierrez@megaradio.mx

Mons Dal Toso en el V CAM: «Iglesia viva es aquella que evangeliza»

"¿Queremos una Iglesia viva? Empeñémonos en construir una Iglesia que evangeliza", palabras de Mons. Giovanni Pietro Dal Toso, presidente de las Obras Misionales Pontificias, durante su intervención en el V CAM, en Bolivia.

Mons Dal Toso en el V CAM: «Iglesia viva es aquella que evangeliza»

Ciudad del Vaticano

«Estoy muy agradecido de estar aquí hoy entre ustedes y comenzar este Congreso Misionero Americano. Dejemos que el lema que nos convoca, “América en Misión: el Evangelio es Alegría”, resuene fuertemente en nuestros corazones y en nuestras mentes».

Con estas palabras, el arzobispo Giovanni Pietro Dal Toso, secretario adjunto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y presidente de las Obras Misionales Pontificias (OMP), comenzó su discurso el miércoles 11 de julio, durante la ceremonia inaugural del V CAM, que se está llevando a cabo en la ciudad de Santa Cruz en Bolivia, hasta el día 14 de julio.

¿Por qué la misión?

 

En alusión a la esencia más intrínseca del “ser misionero”, el prelado señaló que la misión de la Iglesia nace en la vida misma de Dios: “El Padre, el Creador, que ha enviado su Hijo, ahora quiere llamarnos a ser continuadores y sus colaboradores en la misión salvífica. La dinámica misionera divina brota incesantemente de la fuente de caridad inagotable del corazón del Padre y se expresa en el envío del Hijo y del Espíritu Santo, y llega hasta nosotros para que nos pongamos a su servicio”.

Jesús nos capacita para ser testigos del Amor que nos salva

Por otra parte, y recordando que “el renovado encuentro con Jesucristo vivo, nuestro Salvador, nos convierte y capacita en testigos coherentes del Amor que nos salva”; el prelado invitó a los presentes a asumir una “primera actitud” en el inicio de este congreso, que es aquella sugiere el Papa Francisco: “mirar a Jesús, el misionero del Padre, con el corazón abierto, dejando que Él nos contemple”.

“Llegados de cada rincón de este continente y del mundo, levantemos nuestros corazones para contemplar el rostro del crucificado resucitado, ¡cuánto bien nos hace dejar que Él vuelva a tocar nuestra existencia y nos lance a comunicar su vida nueva!”, añadió.

El Espíritu Santo ayuda en la misión

 

Al respecto, el presidente de las Obras Misionales Pontificias, hizo hincapié en el mensaje del Santo Padre durante el encuentro que mantuvieron el 1 de junio en el Vaticano con los Directores Nacionales de las OMP, en el que el Pontífice les planteó con claridad “la necesidad imperiosa de ser dóciles, abiertos y dispuestos a la presencia y la acción del Espíritu Santo”.

El contenido de la misión

En cuanto al contenido de la misión, Mons. Pietro Dal Toso explica que la propia cruz de Jesús es el centro del mensaje misionero: ” La cruz no es sólo un símbolo, sino una realidad viva y presente en medio de nosotros. Cristo muerto y resucitado es, al mismo tiempo, el sujeto y el objeto de nuestra misión. Es el sujeto: es Él quien nos envía, y por tanto este anuncio de Cristo, muerto y resucitado, es el corazón de la misión: es  el kerygma”.

Mensaje de Francisco: “centrarse en la catequesis”

“Cuando he preguntado al Papa qué tenía que decirles a ustedes, él me ha dicho tres veces: catequesis, catequesis, catequesis. Y una catequesis injertada en una experiencia positiva que ya existe: la religiosidad popular, como dice Evangelii nuntiandi”, dijo el prelado observandoque se trata de una experiencia histórica, si se tiene en cuenta que la evangelización de América ha partido desde Guadalupe.

“Podemos partir en muchos casos de un hecho positivo: existe una apertura a la transcendencia que asume un rostro cristiano en las peregrinaciones, en las devociones, en los santuarios. Son instrumentos que ya tenemos al alcance de la mano, una base positiva en la que injertar una catequesis cristiana que alimente la fe y así poderresponter a algunas cuestiones como: ¿Cuáles son las ocasiones a nuestra disposición para desarrollar una catequesis en favor de nuestros fieles: la preparación a los sacramentos, las visitas a los santuarios, la piedad mariana unida a una catequesis bíblica? y ¿qué uso hacemos en nuestra catequesis del Catecismo de la Iglesia Católica?

La Iglesia viva es aquella que evangeliza

El presidente de las OMP concluyó su intervención lanzando una pregunta: “¿Por qué debemos reforzar tanto la dimensión misionera y de manera particular la misión ad gentes?”

“El Papa Francisco lo ha dicho: la missio ad gentes es el paradigma de la obra de la Iglesia (cfr. EG 15). ¿Buscáis una comunidad cristiana viva? ¡Es una comunidad que evangeliza! ¿Queremos una Iglesia viva? Empeñémonos en construir una Iglesia que evangeliza, que sacrifica algo de sí misma, personal, dinero, energías…para ir a evangelizar”, añadió.

Leave a Reply